Salvando al soldado Ryan

Escrita por Robert Rodat y dirigida por Steven Spielberg, “Salvando al Soldado Ryan” es una película cuya trama se ubica en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial y en las acciones que se desencadenaron a raíz del desembarco de los aliados en las costas de Normandía. La misma pretendió recoger la historia de los hermanos Niland. El verdadero Soldado Ryan, de nombre Frederick Niland, fue miembro de la 101 División Aerotransportada con la misión de cortar la comunicación de los nazis tras las líneas del enemigo y frenar el apoyo a las tropas alemanas acantonadas en las costas francesas. El menor de los Niland y un conjunto de paracaidistas de la fuerza aliada caen lejos de los puntos asignados y comienza de esta manera una épica de resistencia tras líneas enemigas que lo lleva a enfrentar a fuerzas superiores en número en la famosa Colina 30. Victorioso, Frederick Niland recibe posteriormente la noticia de la muerte de tres de sus hermanos, dos de ellos en Normandía y uno de ellos en el frente Pacífico, lo que origina la orden del Alto Mando Militar de la vuelta de Niland a su hogar. Volviendo a la película de Spielberg, al final de la misma se produce una de las acciones de guerra más importante de la historia, en la cual el pelotón encabezado por el capitán Miller (personificado por Tom Hanks) encuentra a Ryan, quien se niega a abandonar al grupo que lo acompaña en la defensa de Ramelle contra la ofensiva nazi. Miller se debate entre llevarse a Ryan y abandonar al grupo de soldados o quedarse y defender con las uñas aquella posición vital para los planes aliados. Finalmente un diálogo entre el capitán Miller y el sargento primero Michael Horvarth (escenificado por Tom Sizemore) revela el drama de los protagonistas de esta historia. “—¿Cuáles son sus órdenes?” le pregunta el Sargento al Capitán. “—Hemos cruzado una frontera extraña, nuestro mundo se ha puesto surrealistal”, le responde Miller, quien le pide nuevamente su opinión al Sargento Horvarth, a lo que este último le expresa: “—Parte de mi cree que él tiene razón –haciendo alusión a Ryan– qué ha hecho para merecer esto, quiere quedarse bueno lo dejamos y nos vamos. Por otra parte pienso, nos quedamos y si milagrosamente salimos vivos de aquí algún día pudiéramos mirar atrás y decir que salvar al soldado Ryan fue lo único decente que sacamos de esta porquería de guerra. Usted lo dijo Capitán, al hacerlo ganaríamos el derecho de volver a casa”. Hoy Nuestra América Latina vive una hora aciaga ante el avance de la “restauración conservadora” promovida desde Washington. Un cerco que cada día se estrecha, en la que mecanismos “legales” colocan en la mira y en entredicho uno de los bienes más sagrados de la propuesta transformadora que durante este comienzo del siglo XXI contagió al continente. Cristina en Argentina, Correa en Ecuador, Fernando Lugo en Paraguay y últimamente Lula en Brasil, han sufrido los embates de Washington cuyo objetivo, repetimos, está en golpear la credibilidad de los proyectos de transformación desde la izquierda, la de sus líderes y por ende la idea de la integración de los pueblos latinoamericanos. Salvar al Soldado Ryan en el contexto de nuestro mundo real es la oportunidad de reivindicar la utopía como alternativa ante la desesperanza y la incertidumbre. Tal como aquella última escena de la película protagonizada por Tom Hanks, donde defender el puente a las afueras de Ramelle suponía contener la contraofensiva nazi hoy, defender la última línea, es decir, a nuestro país, se convierte en la tarea estratégica por contener el avance de la “restauración conservadora”. Un desafió que se extiende más allá de los gobiernos que aún permanecen en pie (Bolivia, Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Cuba y esperemos por México) sino que el desafío se traslada a los partidos de izquierdas y progresistas, a los movimientos sociales y anticapitalistas. Un artículo del teólogo brasileño Frei Betto, titulado, “América Latina amenazada con retroceder”, publicado en julio, en su párrafo final ilustra nuestras contradicciones: “Esto no se alcanza apenas con más frijoles en el plato y más dinero en el bolsillo. Será un sí, si existe una formación capaz de imprimir en cada ciudadano y ciudadana, la convicción de que vale la pena vivir y morir para que todos tengan vida, y vida en abundancia, como dijo Jesús (Juan 10, 10)”. Salvar a la Patria es salvar a Ryan.

Adán Chávez y Elias Jaua

POR QUÉ NO TE CALLAS. Quién no recuerda aquellas palabras del Rey de España Juan Carlos I dirigida al Presidente Hugo Chávez en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado celebrada en Chile en el año 2007. La lectura de un documento en el V Congreso del PSUV generó un hecho similar contra otro de los Chávez. Esta vez una dirigente del Frente Francisco de Miranda con aires de aristócrata mandó a callar al exgobernador de Barinas, Constituyente y miembro de la Dirección Nacional del PSUV, Adán Chávez. En el debate desarrollado en las mesas regionales, el mayor de los Chávez, se disponía a leer un documento de la autoría de Elías Jaua, cuando fue increpado por la gobernadora de Cojedes Margaud Godoy, esta le advirtió que en el Congreso no se iba a leer y mucho menos a discutir dicho documento. Ante esto, Adán Chávez, sorprendido le recriminó: “¿Usted me está gritando y reclamando?”. Acto seguido y en medio del forcejeo, Chávez tomo el micrófono y dio lectura al documento. Testigo de excepción fue la nueva ministra de Comunas y Movimientos Sociales, Blanca Eekhout, quien exigió respeto hacia el hermano del Comandante Chávez. ¿Cuál es el contenido del documento elaborado por Adán Chávez y Elías Jaua que irritó tanto a la gobernadora Godoy y a otros miembros de la Dirección Nacional del PSUV? ¿Son Adán Chávez y Elías Jaua parte de la avanzada de Rafael Ramírez, tal como sostenía Darío Vivas durante el desarrollo del IV Congreso? Veamos un fragmento del documento que revela la discusión de fondo que hay en el seno de la dirección de la Revolución: Según mi modesta consideración las contradicciones principales que a lo interno del Gobierno y el Partido confrontamos son: la concepción capitalista de la economía frente al modelo socialista bolivariano de Chávez; naturalización de las prácticas de corrupción contra la ética revolucionaria y chavista; y el burocratismo autoritario contra la consolidación y expansión del protagonismo del Poder Popular”. Otro fragmento expone: “… Sufrimos un incremento del sectarismo como práctica que sustituye a la dirección colectiva, a la crítica y a la autocrítica por cenáculos que a la vez criminalizan el pensamiento crítico”. ¿Tendrán los planteamientos expresados en el documento que ver con la reciente salida de Elías Jaua, o ya era una decisión tomada con anterioridad al IV Congreso, tal como lo hemos sostenido en otras ediciones? La procesión va por dentro y continúa…

OTRA VEZ EL MALETÍN. En días recientes, Nicolás Maduro anunciaba el plan para aumentar la producción de petróleo en unos 641 mil barriles diarios distribuidos en 14 pozos que permitan elevar la producción petrolera en 1 millón 25 mil barriles. La firma de estos acuerdos entre la estatal petrolera y 14 empresas privadas para el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco supone una inversión de un aproximado de 500 millones de dólares. En septiembre del 2017, el Fiscal de la Republica, Tarek William Saab, anunciaba en rueda de prensa los resultados de las investigaciones vinculadas a hechos de corrupción en la industria petrolera, específicamente, la existencia de empresas que «estaban estructuradas de manera delictiva». Las que el fiscal denominaba «empresas de maletín», y tenían como fin estafar al Estado. Como aquella letra de la canción “Por la vuelta” cantada por Felipe Pirela: “La historia vuelve a repetirse, mi muñequita dulce y rubia, el mismo amor… la misma lluvia… el mismo, el mismo loco afán…”. Alertamos, podemos estar a las puertas de otra estafa al Estado. Las empresas de maletín están de vuelta. Mosca Maduro. La lupa señor Fiscal.

 PLAN EN MARCHA. En la edición de la semana pasada bajo el título, “RETORNO CLANDESTINO”, informamos que Rafael Ramírez se encuentra en territorio venezolano. Peligra el plan iniciado en 8 estados del país para el cobro de los nuevos precios de la gasolina. Insistimos, RR encabeza los planes de paralización del suministro de gasolina que afectaría principalmente a la Refinería de Amuay que ya se encuentra en estado crítico y a la Refinería El Palito. ¿Cierto o falso que en El Palito estamos a las puertas de una renuncia masiva de sus cuadros gerenciales y medios? ¿Cuál es la participación de Luis Giusti en la conjura?

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: