Un adulto de cada 200 sufre epilepsia

La Epilepsia es un desorden de un número de células nerviosas en el cual existe una descarga anormal de impulsos nerviosos que son recidivantes y paroxísticos. Esto causa un mal funcionamiento de las otras células desencadenando movimientos involuntarios y pérdida de la consciencia.

Una enfermedad común

Los informes más recientes indican que un adulto de cada 200 sufre epilepsia. Si se incluyen las convulsiones asociadas a fiebre en los mitos menores de 5 años y los que solo han tenido un episodio convulsivo la estadística aumenta a uno de cada 80 personas. La epilepsia ha sido descrita desde hace mucho tiempo, a pesar de esto, sigue sin entenderse del todo.

¿Qué causa la epilepsia?

Para entender como se inicia la epilepsia se debe conocer cómo funciona normalmente el cerebro. El mismo consiste en millones de neuronas que son células que tienen axones, los cuales conforman una red de conexiones. Cada neurona mantiene un estado eléctrico que es capaz de transmitirse a otras células. Esto sucede con la estimulación de una célula que produce la liberación de distintas sustancias que actúan como neurotransmisoras. El estímulo nervioso origina así el movimiento.

Todas las funciones del cerebro, incluyendo el sentido, la vista, el pensamiento y el movimiento muscular dependen de estos estímulos nerviosos que se originan en una y son transmitidos a otras. El cerebro normal está constantemente generando estímulos eléctricos.

En la epilepsia este orden se ve afectado por descargas inapropiadas. Existe una descarga anormal breve en forma de tormenta de estímulos nerviosos originados en una zona neuronal inestable debido a un defecto genético, o a una anormalidad metabólica como bajos niveles de azúcar o alcohol. Además, las descargas anormales pueden originarse de zonas irritativas como tumores o traumas cerebrales.

¿Puede cualquier persona tener epilepsia?

Prácticamente cualquier persona puede tener convulsiones bajo diferentes circunstancias. Cada uno de nosotros tiene un umbral convulsivo que lo hace más o menos resistente a las convulsiones. Las convulsiones tienen distintas causas, trauma cerebral, intoxicaciones, lesiones cerebrales, “derrames cerebrales”; y estas causas no son factores exclusivos del sexo, la edad o raza.

¿Puede la epilepsia iniciarse a cualquier edad?

La Epilepsia puede empezar a cualquier edad. Algunos grupos de edad son más susceptibles.

La mayoría de personas que desarrollan convulsiones en los primeros años tienden a reducir la intensidad y frecuencia de las convulsiones conforme crecen. En muchos casos la Epilepsia experimenta una desaparición completa. 50% de todos los casos antes de los 10 años de edad

Variedades de epilepsia

Hay vanas formas de epilepsia. La mayoría de las personas experimentan convulsiones tónico crónicas generalizadas que producen perdida de la consciencia asociado a movimientos bruscos de las extremidades, sin embargo existen otros tipos de crisis convulsivas, como por ejemplo las que sufren algunos mitos que presentan perdida por segundos de su interacción con el medio que los rodea, (crisis de ausencia).

¿Qué es una convulsión?

La mejor clasificación de convulsiones es la propuesta por la Liga Internacional en contra de la Epilepsia. (ILAE).

Divide las convulsiones en parciales cuando la descarga eléctrica anormal se origina y se propaga por un área específica del cerebro y generalizada cuando todo el cerebro se ve envuelto. Algunas veces las parciales pueden secundariamente generalizarse, sin embargo pueden distinguirse porque sus síntomas iniciales parciales son muy prominentes.

¿Cuánto dura una convulsión?

Dependiendo del tipo de convulsión estas pueden durar de segundos a minutos. En casos raros estas se pueden extender por horas. Por ejemplo las convulsiones tónico crónica por lo general duran 1 – 7 minutos. Las crisis de ausencia pueden durar pocos segundos, mientras las crisis parciales complejas pueden tener un rango de 30 seg. a 2 -3 min. El Estado Epiléptico puede prolongarse por horas y es una condición muy seria. Sin embargo en la mayoría de los casos son de corta duración y requieren de primeros auxilios simples.

Convulsiones parciales

Convulsiones parciales simples son aquella en que la actividad epiléptica en un área del cerebro no interfiere con el estado de consciencia. Así, estas personas que tienen una zona epileptogénica en el área que se encarga del movimiento de la pierna tendrán movimientos involuntarios de ese miembro, como único síntoma, cuando tengan una crisis convulsiva.

Convulsiones parciales complejas envuelven alteración del estado de consciencia. Un ejemplo común es la descarga originada en uno de los lóbulos temporales del cerebro, esta convulsión consiste en la sensación intensa y muy familiar de recuerdos (“deja vu”).

Como se menciono anteriormente cuando el estímulo es muy intenso algunas de estas convulsiones pueden secundariamente generalizarse.

Convulsiones generalizadas

Crisis de ausencia no son dramáticas, de hecho algunas veces no se notan. Este tipo de Epilepsia era anteriormente conocido como “pequeño mar”, y empieza en la niñez, entre los 5 y 10 años de edad Puede continuar en la edad adulta. Por lo general se nota al niño distraído con pérdida de relación con el medio que lo rodea, el niño no cae al piso y la recuperación es rápida. Los ataques pueden ser muy frecuentes en un día por lo que el trabajo escolar puede deteriorarse.

Convulsiones Tónico Clónicas se llamaban anteriormente “gran mal”. Los episodios son dramáticos. En algunos casos la persona puede tener una sensación de inicio, luego se presenta una fase tónica caracterizada por rigidez muscular, puede oírse un grito. Hay pérdida de la consciencia y dificultad para respirar por lo que se puede tomar azulado. Posteriormente inicia la fase crónica en que se observan movimientos repetitivos de las extremidades. La persona se recupera lentamente y puede producir dolores de cabeza y muscular con cierto grado de confusión. Otras variedades son menos frecuentes.

Convulsiones miociónicas son súbitas, simétricas, contracciones de los miembros, que pueden no presentar perdida del estado de consciencia.

Convulsiones atónicas en el que existe una pérdida momentania del tono muscular seguida de caída al suelo. También se puede presentar pérdida de la tonicididad del cuello con caída de la cabeza. Son muy frecuentes en niños con antecedente de trauma cerebral, meningitis, o perdida de oxígeno al nacer.

Convulsiones tónicas se presentan con aumento del tono muscular por lo general en la espalda. Se presenta en niños con lesiones cerebrales profundas.

Las causas de la epilepsia

¿Qué es lo que hace que las neuronas trabajen mal?

Una inestabilidad hereditaria pareciera ser la responsable de las formas más comunes de epilepsia generalizada, especialmente las crisis de ausencia y las tónico clónico en las que existe una historia familiar importante de desordenes similares. Cómo esto se produce, no ha sido bien establecido, probablemente esté con relación a alteraciones en la membrana celular de la neurona que conduce a inestabilidad eléctrica.

Lesiones cerebrales pueden causar epilepsia. Estas incluyen, depravación de oxígeno al nacer, golpes en la cabeza, derrames cerebrales.

Alteraciones metabólicas pueden causar convulsiones generalizadas por las alteraciones que producen en el funcionamiento neuronal. Puede ocurrir en las hipoglicemias severas (disminución del azúcar) y cuando hay mal funcionamiento del hígado o de los riñones.

Alcohol y drogas, el abuso pueden producir convulsiones durante la intoxicación y durante la abstinencia de estas sustancias. Puede ocurrir también con algunos medicamentos como el fenobarbital u otros anticonvulsivos se suspenden bruscamente y han sido tomados por periodos largos.

Tumores cerebrales por suerte son poco comunes pero deben de ser excluidos en toda persona con inicio de convulsiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: